Comparecencia For Dummies

Acabo de cometer un enorme error: he visto en directo al presidente de España en uno de sus famoso Aló Presidente. Y lo considero un error porque a cada palabra que suelta, a cada excusa que lanza, me he sentido más y más tonto, más y más parte de este circo en el que se ha convertido nuestro país a estas alturas, porque es algo insólito y, sin duda, vergonzoso, que alguien en directo nos trate a todos como completos idiotas que no son capaces de comprender la letra pequeña de cada una de las “respuestas” o excusas que nos dice.

La verdad es que no tiene sentido decir mucho más al respecto, porque cualquiera con dos neuronas bien puestas y sin una gota de partidismo u odio dogmático por los demás partidos, es capaz de comprender lo que nos está diciendo en realidad:

 

  • Que todo es culpa del PP; incluido el haber pactado con Bildu (algo que nunca iban a hacer), las muertes que vendrán, la masacre de las residencias (aunque las gestionaba personalmente Pablo Iglesias, pero de eso olvidaros), y seguramente la muerte de Kennedy y de Chanquete. Y la caza a Frankestein también, que no se me olvide…
  • Nosotros no hemos hecho nada malo ni vamos a asumir culpas.
  • Confiad ciegamente en nosotros porque vamos a salvaros
  • La última crisis no fue culpa nuestra (la de ZP del 2008, se entiende).
  • Y así una y otra y otra vez…

 

Porque hay una premisa muy clara y que debes tragarte sí o sí, y es que los defensores de este gobierno son, en su mayoría, ciegos útiles rellenos de un rencor irracional hacia banderas y personas y barrios, y a cualquier cosa que requiera reconocer un error pasado, algo que no dice nada bueno de ellos como seres pluricelulares. Y es que es aburrido ver a mucha gente en redes sacando balones fuera del campo en cuanto se te ocurre decir que la actual administración ha hecho mal las cosas, y lo hacen sacando a coalición tonterías como la “privatización” de la sanidad, las muertes en Madrid, las máscaras que no valen (que son solo las de los demás, porque recordar las que compró el ministro de sanidad no valen, ¿verdad?), y este tipo de cosas que ahora acabo de ver en directo de dónde vienen: de un gobierno del bulo que solo puede conseguir mantenerse ahí a base de mover de un lado al otro a sus borregos, igual que un pastor que solo quiere conseguir un plato de comida al final de la jornada. Solo que en este caso lo que buscan es poder, poder y poder.

Ver a alguien mentirte a la cara, tratarte de idiota, y que encima nadie se dé cuenta, es un síntoma claro de que como sociedad hemos llegado a un punto muerto del que solo creo que podremos salir si, de una vez por todas, nos planteamos nuestro presente, nuestra realidad, y empezamos a levantarnos del sofá.

¿Os acordáis de aquel profesor que os hablaba con superioridad en el colegio?, pues nuestro presidente hace lo mismo pero sin tener a sus espaldas algo sin plagiar que nos haga colocarle en el pedestal.

Pero dad palmas, focas. Dad palmas.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies